viernes, 7 de octubre de 2005

Enfermos, minusválidos ... genios (II)


Nietzsche KahloPaganini

Friedrich Nietzsche (1844-1900). Filósofo, poeta y filólogo alemán.
Sufrió una pésima salud a lo largo de toda su vida. A los 11 años enfermó de escarlatina (que tenía una alta tasa de mortalidad en la época). Un año más tarde comenzaron sus dolores de cabeza y ojos que le acompañarían prácticamente durante toda su vida.
A los 21 años sufrió un accidente montando a caballo que le ocasionó problemas en el pecho, accidente al que se le atribuye influjo en sus dolencias posteriores.
A los 24 padece difteria y disentería. El médico le prohibiría por varios años la lectura y la escritura. Su "amigo" Richard Wagner le escribe al médico que, en su opinión, la causa de la enfermedad de Nietzsche es el onanismo, y que el cambio operado en el pensamiento de aquél es "una consecuencia de tendencias no naturales que apuntan a la pederastia". Con posterioridad, en el momento en que Nietzsche se entera de esto (probablemente 1883), califica las palabras de Wagner de ofensa mortal.
En 1889 le atacará la locura, producida por una parálisis cerebral atribuida bien a una antigua sífilis, bien a caracteres genéticos y fue ingresado en una clínica psiquiátrica.

Frida Kahlo (1907-1954). Pintora mexicana.

Su vida quedó marcada por el sufrimiento físico que comenzó con la polio que contrajo en 1910 y continuó con diversas enfermedades, lesiones, accidentes y operaciones. Esta primera enfermedad le dejó una secuela permanente: una pierna derecha mucho más delgada que la izquierda.
A los 19 años sufre un terrible accidente cuando viajaba en un autobús y este es colisionado por un tranvía. El resultado fue rotura de la columna vertebral en tres sitios, así como la clavícula, tres costillas, la pierna y el pie derecho. Un tubo le atraviesa la cadera hasta el sexo produciéndole una triple fractura de la pelvis que le impediría tener hijos.
Su vida transcurrió en gran parte postrada en una cama y su dolor es narrado a través de su obra, expresa la desintegración de su cuerpo y el terrible sufrimiento que padeció en obras como La columna rota, autorretrato en el que aparece con un aparato ortopédico de metal (se vió obligada a llevar corsé de acero) y con el cuerpo abierto mostrando una columna rota en lugar de la columna vertebral.
Con 46 años le tuvieron que amputar la pierna por debajo de la rodilla debido a una infección de gangrena. Esto la sumió en una gran depresión que le llevó a intentar el suicidio en un par de ocasiones.
Sus últimas palabras en su diario fueron: "Espero que la marcha sea feliz y espero no volver".

Nicolo Paganini (1782-1840). Violinista y compositor italiano.

La excepcional agilidad y virtuosismo como violinista se debía en gran parte a su gran flexibilidad articular causada por el Síndrome de Ehlers-Danlos. El doctor que lo atendió durante años, que afirmaba que "... su mano tiene una gran elasticidad, al igual que su hombro y su codo...", observó que cuando tocaba su codo cruzaba por encima del otro codo; la flexibilidad de Paganini era tan grande que la uña del dedo pulgar llegaba a tocar el dorso de su mano, esta hiperlaxitud le permitía tocar tres octavas con poco esfuerzo. Se sabe que voluntariamente podía flexionar lateralmente la articulación de sus falanges distales.
Sus contemporáneos lo describen como un ser cadavérico, de ojos negros, piel blanca como la cera, pelo largo y negro, nariz prominente y estatura media; la coloración de la piel adoptaría un tinte gris plateado, debido al tratamiento mercurial que recibió para la sífilis. Dicho tratamiento también fue el responsable de la pérdida de las piezas dentarias y de las molestias estomacales que acompañaron al compositor a lo largo de sus últimos años.
De forma gradual fue perdiendo su voz y permaneció afónico durante los dos últimos años de su vida, entre los diagnósticos diferenciales se barajan la laringitis tuberculosa y la lesión del nervio recurrente secundaria a un aneurisma aórtico.

10 comentarios:

Pilar dijo...

Me ha impactado muchísimo la imagen de Nietzsche en el manicomio... Pero mucho :@. Un besito

Pipero dijo...

Nietzsche y el superhombre... Curiosa ironía verlo así, en esa web.

Marcel Proust es otro ejemplo, o de cómo la enfermedad hace describir el acto de quitar el papel y comerse una magdalena con el mejor de los artes posibles.

Juan Antonio Bermúdez dijo...

Para mí, estas dós últimas entradas de tu blog tienen sobre todo el gran valor de recordarnos que todos somos minusválidos, que todos somos y/o seremos enfermos. Y en cierto modo, lo mismo se podría decir sobre la genialidad. Un saludo.

Vero dijo...

Buenisimos.. los post recientes... mirá que entro luego de una semana... de verdad que me encanta este lugar... Siempre aprendo algo... o si no lo aprendo lo descubro...
No sabía lo de Paganini.... me encanta Paganini...
Besos y abrazos...para vos

Noesmivida dijo...

gracias por los comentarios a todos ... ;-)
sobre lo que comentáis pipero y juan antonio en estos dos posts: hay incluso quien se atreve a buscar relaciones "fisiológicas" entre el dolor y la inspiración ..., de hecho la idea de escribir estos posts vino de la lectura de "Diario" de Chuck Palahniuk, donde el admirado Chuck se atreve a soltar:
"La mitad izquierda del cerebro se encarga de la lógica, el lenguaje, el cálculo y la razón, dice. Es la mitad que la gente percibe como su identidad personal. Es la base consciente, racional y cotidiana de nuestra realidad.
El lado derecho del cerebro, le dice el médico, es el centro de la intuición, la emoción, la perspicacia y la capacidad de reconocimiento de formas. El inconsciente.
El cerebro izquierdo es científico. El cerebro derecho es artista.
Dice que la gente vive normalmente con la mitad izquierda del cerebro. Solamente cuando uno sufre un dolor extremo, está preocupado o enfermo, su inconsciente puede filtrarse en su mente consciente. Cuando alguien está herido, enfermo, llorando la muerte de alguien o deprimido, el cerebro derecho puede asumir el control durante un instante y abrir paso a la inspiración divina."
... ahí es nada! ..bueno, como idea no está mal aunque la idea que el llama inconsciente no tenga nada que ver realmente con lo que Freud descubriera.

Antimach dijo...

Llegué a esta página por casualidad pero me resulta tan interesante, como dice Vero, siempre se aprende algo. Sabía que habría algo nuevo hoy, Nietzsche me trae algunos recuerdos, pero no buenos :-P

Personalmente, sí debe haber una relación entre sufrimiento y la inspiración.. puede que el cuerpo entienda que tiene un problema, llamémosle dolor, y deba solucionarlo activando la mente. Como la activa cuando se pasa hambre.

Soy zurdo y dicen que tenemos el lado del cerebro izquierdo más libre que los diestros por lo que os garantizo que mi vida se basa en la lógica, el lenguaje, el cálculo y la razón

Saludos

Lunarroja dijo...

Muchos de los genios que comentas se amparaban en sus "limitaciones". Y algunos, no lo hacían precisamente de forma natural. A veces lo utilizaban a su favor, que tampoco está mal.
Por cierto antimach, ¿cómo se lleva la vida basada en la lógica, el caluco y la razón?

elei dijo...

estimado noesmivida:
lo de frida siempre me ha parecido tremendamente interesante. no porque sea fanática de su pintura sino más bien porque me intriga mucho la imagen que se ha formado en torno a ella. la de una mujer fea -claro, nadie lo expresa derechamente- quizás por sus achaques mismos, pero que 'como buena mejicana o latina, cumple este papel de mujer apasionada, enloquecida por amor'.

personalmente me gusta más lo que se puede desprender de acá. de los dolores físicos y su relación con el arte pero, por sobre todo, de cómo ellos influyeron en su vida política y, por ende, en sus pinturas.

saludos desde este lado del mundo.

Noesmivida dijo...

buena pregunta lunaroja ..antimach: cómo se lleva la vida basada en la lógica, el cálculo y la razón?

Antimach dijo...

Por alusión y en respuesta a algunos protagonistas de este pequeño diario de noesmivida; una vida basada en esos principios sería ciertamente pareja a una partida de ajedrez. Es decir, entre otras cosas: piensa antes de actuar, estudia todas las jugadas, anticípate, pero sin precipitación, hazlo sencillo, y gana! A parte de esta verborrea la verdad es que me 'comía la olla' bastante.. :-P Consecuentemente hace un tiempo que dejé el ajedrez.
Curioso último post noesmivida, me gusta venir a verte de vez en cuando...