miércoles, 26 de julio de 2006

Gregorio

Gracias por tus ánimos y tus bellas palabras; eres realmente una buena amiga …
Gregorio sigue igual, sin cambios desde que se lo llevaron el lunes ... Fue horrible, tendrías que haberlo visto, hicieron falta tres personas para llevárselo, estaba rabioso, con los ojos fuera de sus órbitas, se golpeaba la cabeza contra las paredes con tal fuerza que pensaba que se iba a partir el cráneo .. fue incluso peor que durante el fin de semana … Dios mío, todavía no puedo hacerme a la idea, ha sido todo tan repentino, y es todo tan inexplicable.
En cuanto lo subieron a la ambulancia se tranquilizó, se quedó como ido mirando un punto fijo en el horizonte … por un momento me miró, yo lloraba y trataba de consolar a la pequeña, pero creo que ni me reconoció, parecía despistado como si no supiera qué hacía allí y qué estaba pasando.
Acabo de hablar con el médico y me ha dicho que sigue igual, apenas se mueve, sólo lo hace para comer, se pasa el día sentado en un rincón o acurrucado en la cama … Siguen haciéndole pruebas, pero todavía no se atreven a hacer un diagnóstico, incluso me han dicho que van a enviar los resultados a un hospital neurológico alemán que parecen ser los más avanzados en estos temas …
No ha dicho ni una sola palabra en diez días… es horrible!… ayer fui a verle .. cuando me vio por la ventana de su habitación … se .. (uf, cómo me cuesta explicar esto, recordarlo), se atemorizó de una forma brutal … le entró pánico de verme .. Dios!, no entiendo nada Laura! . estábamos tan bien .. y así . de golpe! … estoy destrozada…
La casa se me cae encima desde que le sucedió esto … cualquier cosa que veo me recuerda a él … esa cara de pánico al verme!, no puedo quitármela de encima … ¿por qué? …
Cuando entro en su estudio y veo toda su biblioteca … me lo imagino ahí, en su sofá, leyendo …seguramente Kafka, su preferido, al que releía una y otra vez, “debes sabértelo ya de memoria” le bromeaba y él sonreía cariñosamente .. qué diferente su sonrisa de antes con su gesto de ahora … cómo me gustaba mirarle mientras leía, sin que él se diera cuenta …

Bueno, da un beso a los niños de mi parte. Te agradezco tus ofrecimientos sinceramente … pero no hay nada que pueda hacer nadie más por mí …. Excepto recuperar a Gregorio, que vuelva a ser quien era … pero me temo que ahora mismo eso sólo está en manos de los médicos.

Un abrazo

Ps: me gustaría creer en algo o en alguien para rezarle o rogarle que vuelva las cosas a como eran antes.

Ps2: ah!, sí que hay una cosa que podrías hacer por mí…por favor, pásame el teléfono o el email de aquellos que os fumigaron la casa el año pasado .. creo que voy a tener que llamarles también, lo último que necesito ahora es ver asquerosas cucarachas por casa …ya se me acaban las opciones, hace un par de semanas pusimos hasta tres aparatitos por toda la casa de esos que supuestamente las aturden con ultrasonidos o algo así pero no han dado demasiado resultado. Gracias por todo.

2 comentarios:

CAPSULA DEL TIEMPO dijo...

Una carta muy humana. Yo no soy crítica literaria pero me llegó muy hondo. Y la vida continúa no? en esas situaciones a la persona que "queda" le toca ser el cable a tierra, sacar fuerzas de donde sea y seguir viviendo a pesar de tener el corazón destrozado.

Anónimo dijo...

Enjoyed a lot! backpacks for kids 5low cost cialis