martes, 5 de febrero de 2008

Frases y fragmentos ... (XXXIV)

... de lecturas más o menos recientes.

Levi-StraussDenis DiderotAlex Grijelmo


"Cuando en 1947 regresaba en barco de los Estados Unidos, a veces conversaba en el puente de pasajeros con un director de orquesta que acababa de dar unos conciertos en Nueva York. Cierto día me dijo haber observado a lo largo de su carrera que el carácter de un músico se reconcilia a menudo con el evocado por el timbre y ejecución de su instrumento; el director debía tenerlo en cuenta si quería estar a bien con su orquesta. De este modo, añadía, fuera cual fuese el país en que se encontrara, contaba con que el oboe estuviera dolido y susceptible, el trombón, jovial y buen muchacho…"
La alfarera celosa. Claude Lévi-Strauss


"¿Habéis olvidado, quizá, que a Jacques le gusta hablar, sobre todo de él mismo, como es costumbre entre los de su condición, pues de ese modo escapan a la vulgaridad colocándose en lo alto de una tribuna, transformados de golpe en apasionantes personajes? ¿Cuál es, a vuestro entender, el motivo de que el populacho se amontone para asistir a las ejecuciones públicas? ¿la crueldad? Os equivocáis: el pueblo no es cruel; si pudieran, arrancarían de las manos del verdugo a ese desgraciado al pie de cuyo patíbulo se apretujan. Van a buscar a Grève un espectáculo que luego podrán contar al volver a su barrio."
Jacques el fatalista. Denis Diderot

"Cuando caía la noche, él mismo introducía por la puerta de la calle a mujeres de toda condición, y en las estancias abaciales tenían lugar los más exquisitos banquetes. Como Hudson confesaba, había corrompido a todas aquellas parroquianas que merecían la pena. Entre ellas había una joven pastelera que escandalizaba al barrio con su coquetería y desenfado; Hudson, que no podía visitarla en su casa, la encerró en su serrallo. Esa especie de rapto levantó las sospechas de los padres y del marido. Fueron a visitarle. Hudson les recibió con aspecto consternado. Mientras aquella pobre gente exponía el problema, sonó la campana; eran las seis de la tarde: Hudson requirió silencio, se quitó el bonete, se levantó, se persignó con gestos ampulosos y recitó con tonos dulces y místicos: ‘Angelus Domini nuntiavit Mariae...’. Al bajar por la escalera, hacia la salida, el padre y los hermanos de la pastelera, avergonzados de sus sospechas, le decían al marido: ‘Hijo, eres un bobo… ¿No te da vergüenza? ¡Cómo rezaba el Angelus! ¡Es un santo!’"
Jacques el fatalista. Denis Diderot.


"Pues hablando sinceramente, lector, creo que de ambos el peor no soy yo. ¡Cuán satisfecho estaría si pudiera protegerme de vuestro mal humor tan fácilmente como vos podéis protegeros del aburrimiento o escándalo de mi libro! Dejadme en paz, hipócritas malignos. Podéis joder como mandriles en celo; pero permitid al menos que yo utilice la palabra ‘joder’; os regalo el acto, concededme la palabra. Decís con toda tranquilidad: matar, robar, traicionar, ¡y, en cambio, sólo os atrevéis a decir ‘joder’ en voz baja! ¿Quizá lo que sucede es que cuantas menos palabras impuras pronunciéis, más os quedan en el pensamiento?"
Jacques el fatalista. Denis Diderot.


"El amor reside en el cerebro (como todos los demás sentimientos del ser humano), y hace muchos años que eso se sabe; pero el lenguaje ha trasladado la sede del amor a otro lugar: el corazón. No podía concebirse que los razonamientos y las pasiones anduvieran revueltos en un mismo lugar. El cerebro ha sido reservado por el lenguaje para las decisiones racionales; y el corazón, para las pasionales. Por eso se pueden comprender los impulsos del enamorado, porque salen (im-pulso) con la fuerza de la sangre y de los latidos, el poder de la naturaleza, y forman el pulso que nos anima. El coraje. Y por eso se disculpa todo aquello que se hace con el corazón; y, tal vez por esta influencia sublime que tienen las palabras en nuestra manera de pensar, los tribunales acceden a considerar circunstancia atenuante todo aquel comportamiento que resulta de la pasión, del impulso cardíaco, visceral, sanguíneo. Aunque su única residencia esté en la cabeza."
La seducción de las palabras. Alex Grijelmo.

22 comentarios:

seleucus dijo...

¿Dice Grijelmo que el amor reside en el cerebro? Y yo pensando que caía bastante más abajo...

Noesmivida dijo...

igual tenéis razón los dos ... la de abajo a veces es la residencia de fines de semana y vacaciones.

Madame X dijo...

Me ha gustado especialmente la reivindicación de Diderot sobre el uso de la palabra "joder", denunciando la hipocresía. Aunque, todo hay que decirlo, no deja de ser una reflexión puritana, pues concadena “joder” con verbos "impuros".

Me encanta esta contraposición de textos que haces... Los he leído mientras bebía a pequeños sorbos el café humeante de las mañanas y me ha sabido a gloria.

X

Vandalia dijo...

En cuanto al texto de Diderot: a veces las palabras, que proceden del pensamiento racional (enlazando con Grijelmo), suponen un tabú mucho más costoso de desmitificar que los propios actos a los que remiten.

En ocasiones, da más miedo verbalizar algo que llevarlo a cabo.

Un saludo.

Noesmivida dijo...

Tienes razón X, al poner en el mismo saco matar, robar, traicionar y joder está mostrando que también hay cierto puritanismo en él pese a su crítica a la hipocresía general que detecta ... al final todo es cuestión de grados ... de hecho, entre el puritanismo y el "putiranismo" hay a veces una diferencia tan pequeña que cuesta diferenciarlos.

Noesmivida dijo...

Hola vandalia,

sí, lo de verbalizar ciertas cosas (ya sea en el sentido de traerlas a la conciencia o en el de reconocerlas a los demás) nos cuesta horrores... eso sí, estoy convencido de que es lo más sano.

Anónimo dijo...

Joder, que coño quereis que os diga: En mi opinión, el texto más interesante es el de Levi-Strauss. Como dice Shakespeare "la música es el alimento de los que viven de amor." Los artistas exaltan la belleza de las cosas, en algunos casos, como los "poetas malditos", o "los beat", esa belleza es la de las cosas que a primera vista pueden parecer feas, pero que el artista ve como obras grandiosas. En otros, la belleza resalta por si misma, vease Oscar Wilde.
El puritanismo reside en quien lo quiera ver, y para quien lo vea, peor para el. Desde luego, Diderot no era un puritano, a pesar de que en su lecho de muerte llamase a un confesor. Cuando uno se muere el refugio más facil de encontrar está en la iglesia. "No sea que el cuento sea cierto". Pero mientras tanto, a vivir ensalzando nuestro corazón (o nuestro cerebro como dice Grijelmo) pero siendo racionales en su justa medida, pues e ahí donde reside la virtud.

James Bodeville

Anónimo dijo...

"a vivir ensalzando nuestro corazón", oye, pero que bonita frase para decir..ahora,querido, querido James, ¿cuál es la justa medida de la racionalidad?

Anónimo dijo...

Si hubieses leido a los clásicos sabrías que la virtud "es la medianía entre los excesos y los defectos". Aristóteles: "Ética a Nicómaco". La justa racionalidad es la combinación ponderada entre los sentimientos y la razón. Si esto es dificil de entender para ti, anónimo, no me quiero ni imaginar lo complejo que te resultará llevarlo a cabo. Las limitaciones de cada uno vienen dadas por su interés por entender las cosas y por las circunstancias que le rodean.

PD: Un querido es un amante,
el amante es la pasión,
la pasión es un defecto,
sino va acompañada de amor.
Vivir por y para el amor,
es una buena razón.


PD: No soy tu querido...

Atentamente:James Bodeville

Anónimo dijo...

La importancia de llamarse "JAMES"

Claro, es que le da rabia porque él leyó todos los clásicos.
Y es de los que "entienden todo".
Lo deduzco.
Querido James

Anónimo dijo...

Estimado anónimo:

No se si te capto, te refieres a "Ernesto", "The importance to be Ernest" Oscar Wilde. ¿Juego de palabras entre Ernesto y honesto? Sigue provando...

En cuanto a la rabia...No se, quizás eres judio y has querido decir rabino: El maestro que interpreta los textos sagrados. Yo creo que no es para tanto, podría ser tu maestro, pero lo mio no es la enseñanza. No obstante, ciertos textos literarios si podrían ser sagrados, aunque no para gente como tu. ¿Verdad? Anónimo.

"Todo está iluminado" J. S. F. Ese todavía no es un clásico, te lo recomiendo.



Adán Bodeville ("El hombre sin ombligo")

Anónimo dijo...

Claro. Como no.
Maestro, perdón ¿era provando o probando?

Anónimo dijo...

Efectivamente, probando... Solo has sido la sombra de mis pasos.

Es curioso, cuando intentas expresarte de forma sincera y sin tapujos, ciertas palabras o comentarios pueden molestar a quien las lee o las oye, ya no digo escuchar... Las razones pueden ser miles... creencias, pensamientos, recuerdos, malos recuerdos... Todo puede pasar por la mente en cuestión de segundos. Y sin embargo, la gente tiende a seleccionar lo que más le conviene alternativamente. Sin ser consciente de lo egoistas que son al escoger. Prefiero seguir soñando en mi mundo sin tu conversación...No aportas más que discordia.

Buenas noches...

PD:Eres tu propio ombligo,
pero no eres nadie.
Eres las parcas,
pero no existes.
Eres el miedo,
pero no temo.

Y me voy a joder con mi amor
-
/
-
/
-
/
-
/
-
/

Jimmy Page

Anónimo dijo...

¿Es tan importante que tengamos en cuenta qué es lo que dice un tonto anónimo?.
Caray, ¿Por qué no pensarlo de este modo: un mutuo préstamo de chistes, ironías, algunos talentos, otros aportes y tonterías diversas?. Entonces, ¿por qué asumes que estoy atacándote y te fastidias? ¿por qué sacas conclusiones apresuradas?
No es que me revuelque en un sentimiento de culpa, pero si eres un comentarista y vas a decirme algo, oye, no te ofendas, pero creo que puedo preguntar.

Y nos alegramos de que vayas a joder con tu amor.

De "la gente como yo" (lo que quiera que sea que eso signifique)

Kafkiana dijo...

Enhorabuena!!! el premio "Arte y Pico" es para ti!
Me encanta tu blog! (no sé como no lo había encontrado antes)
Un saludo y sigue deleitándonos con estos escogidos y maravillos fragmentos!

Asenath dijo...

¿Alguien conoce alguna buena página con frases de Michel Houellebecq?

Me gustó mucho tu blog.

jana dijo...

MANUSCRITOS HALLADOS EN UNA BOTELLA DE LICOR BARATO, MÁS O MENOS RECIENTE.


"Tú mismo has de saber que este cuento está lleno de grandes saltos. De brincos. Al principio, cuando te acostaste, pensé por un rato que debía despertar a todos los de la casa y hacer una fiesta en homenaje a nuestro maravilloso hermano brincador. ¿Qué es lo que soy que no los desperté a todos? Ojalá lo supiera. En el mejor de los casos, un aprensivo. Me dan aprensión los grandes saltos que puedo medir con los ojos. Creo que sueño que te atreves a saltar cuando no te veo. Perdóname. Estoy escribiendo muy rápido ahora. Pienso que este nuevo cuento es el que estabas esperando. Y yo también, en cierto modo. Ya sabes que es sobre todo el orgullo lo que me mantiene despierto. Creo que es mi aprensión principal . Por tu propio bien, no me hagas sentir orgulloso de ti. Creo que es eso, exactamente, lo que estoy tratando de decir. Si nunca más me mantuvieras despierto por orgullo. Dame un cuento que me vuelva vigilante de un modo irracional. "Ténme despierto hasta las cinco sólo porque todas tus estrellas han aparecido y no por ninguna otra razón". Perdona el subrayado, pero es la primera cosa que he dicho de tus cuentos que me hace mover la cabeza de arriba abajo. Por favor, no me dejes decir nada más. Creo esta noche que todo lo que le digas a un escritor después de haberle pedido que deje aparecer sus estrellas, son sólo consejos literarios....¿Sabes de qué me sonreía? Habías escrito que eras escritor de profesión. Me pareció el eufemismo más gracioso que jamás haya oído. ¿Desde cuándo el escribir es tu profesión? Nunca fue otra cosa que tu religión...Puesto que es tu religión, ¿sabes qué te preguntarán cuando te mueras? Pero permíteme decirte primero lo que no te van a preguntar. No te van a preguntar si estabas trabajando en algo maravilloso y conmovedor. No te van a preguntar si era corto o largo, triste o divertido, publicado o inédito. No te van a preguntar si estabas en buena forma o no cuando lo escribías. Ni siquiera te preguntarán si hubiera sido eso lo que escribirías de haber sabido que tenías las horas contadas; creo que eso sólo se lo preguntarán al pobre Sören K. Estoy seguro de que te harán dos preguntas. "¿Habían aparecido la mayoría de tus estrellas? ¿Estabas ocupado en escribir todo lo que tenías en el corazón?" Si supieras lo fácil que sería para ti decir que "sí" a las dos preguntas. Si te acordaras, antes de sentarte a escribir, que fuiste un "lector" mucho antes de ser un escritor. Basta con que te metas esa idea en la cabeza, te sientes muy tranquilo y te preguntes, como lector, qué tipo de obra, entre todas, le gustaría leer a J., si pudiera elegirla con el corazón. El próximo paso es terrible, pero tan sencillo que casi no puedo creerlo mientras lo escribo. Te sientas sin ninguna inhibición y lo escribes tú mismo. Ni siquiera voy a subrayarlo. Es demasiado importante para subrayarlo. ¡Ah, J., anímate! Confía en tu corazón. Eres un artesano digno de crédito. Nunca serás traicionado. Buenas noches. Estoy demasiado sobreexcitado y un poco dramático, pero daría cualquier cosa en el mundo por verte escribir algo, cualquier cosa, un cuento, un poema, un árbol que real y verdaderamente te saliera del corazón. El Sereno del Banco está en el Thalia. Llevémonos todo el botín mañana por la noche. Cariños, S."

"Puedes decir que el parentesco invalida mi juicio. Eso me preocupa bastante. Pero soy también un lector. ¿Eres un escritor, o simplemente un autor de cuentos estupendos? A mí me inquieta cuando escribes un cuento estupendo. Lo que yo quiero es tu tesoro."


"no sabés lo importante que fue tu llamada para mí, aunque te debo haber parecido torpe y atolondrado y estúpido, pero me gustaría que no me volvieras a llamar porque sé cómo te están yendo las cosas (no muy bien) y no quiero que la poca buena gente del mundo sea herida por mí, el vomitador. todo está bien ahora, pero yo no sé si vendrá, o cuando vendrá el próximo ataque, lo cual es un punto de vista cobarde, y todos los hombres son cobardes al ahogarse, escúchalos gritar, ¿y qué es la vida? ¿qué? hundiéndose en el agua, y no es la falta de aire y luz y pulmones y ojos y amor lo que cuenta: es esta picazón que pusieron en nosotros y que nos hace preguntarnos por qué carajo estamos acá. por esas pocas cosas. como una llamada desde Sacramento a las 7.30 de la noche. no sé, no sé, y eso es tan triste. si las cosas se arreglaran con mi llanto, todos nos ahogaríamos en mis lágrimas enfermas. pero no sé qué hacer. tomo demasiado. o no lo suficiente. hago apuestas. hago el amor con mujeres que sólo viven dentro de sus cuerpos y miro los copos de sus ojos y sé que les miento y que me miento porque no soy más que un perro, y el amor o su acto deberían contener algo más que dos pedazos de carne..."

Anónimo dijo...

Grandioso.

¡¡ !! dijo...

¡mas de un mes sin actualizar el copy paste!

Hache dijo...

Te escribo por si te interesa pasarte y echarle un vistazo (y si además quieres enlazarlo te lo agradeceremos inmensamente) al blog que tenemos abierto de la revista que llevamos editando desde hace cinco años; la dirección es revistahache.blogspot.com

Gracias por tu tiempo.

Anónimo dijo...

LA MARIONETA.

"Si por un instante Dios se olvidara de que soy una marioneta de trapo y me regalara un trozo de vida, posiblemente no diría todo lo que pienso, pero en definitiva pensaría todo lo que digo. Daría valor a las cosas, no por lo que valen, sino por lo que
significan. Dormiría poco, soñaría más, entiendo que por cada minuto que cerramos los ojos, perdemos sesenta segundos de luz. Andaría cuando los demás se detienen, despertaría cuando los demás duermen. Escucharía cuando los demás hablan y cómo disfrutaría de un buen helado de chocolate!
Si Dios me obsequiara un trozo de vida, vestiría sencillo, me tiraría de bruces al sol dejando descubierto no solamente mi cuerpo, sino mi alma. Dios mío, si yo tuviera un corazón, escribiría mi odio sobre el hielo y esperaría a que saliera el sol. Pintaría un sueño de Van Gogh sobre las estrellas; y un poema de Benedetti y una canción de Serrat sería la serenata que le ofrecería a la luna. Regaría con mis lágrimas las rosas, para sentir el dolor de sus espinas, y el encarnado beso de sus pétalos...
Dios mío, si yo tuviera un trozo de vida... No dejaría pasar un sólo día sin decirle a la gente que quiero, que la quiero.
Convencería a cada mujer u hombre que son mis favoritos y viviría enamorado del amor. A los hombres les probaría cuán equivocados están al pensar que dejan de enamorarse cuando envejecen, sin saber que envejecen cuando dejan de enamorarse!
A un niño le daría alas, pero le dejaría que él solo aprendiese a volar. A los viejos les enseñaría que la muerte no llega con la vejez, sino con el olvido. Tantas cosas he aprendido de ustedes, los hombres... He aprendido que todo el mundo quiere vivir en la cima de la montaña, sin saber que la verdadera felicidad está en la forma de subir la escarpada. He aprendido que cuando un recién nacido aprieta con su pequeño puño, por primera vez, el dedo de su padre, lo tiene atrapado por siempre. He aprendido que un hombre sólo tiene derecho a mirar a otro hacia abajo, cuando ha de ayudarle a levantarse. Son tantas cosas las que he podido aprender de ustedes, pero realmente de mucho no habrán de servir, porque cuando me guarden dentro de esa maleta, infelizmente me estaré muriendo.
Siempre di lo que sientes y haz lo que piensas. Si supiera que hoy fuera la última vez que te voy a ver dormir, te abrazaría fuertemente y rezaría al Señor para poder ser el guardián de tu alma. Si supiera que esta fuera la última vez que te voy a ver salir por la puerta, te daría un abrazo, un beso y te llamaría de nuevo para darte más. Si supiera que esta fuera la última vez que voy a oír tu voz, grabaría cada una de tus palabras para poder oírlas una y otra vez indefinidamente. Si supiera que estos son los últimos minutos que te veo diría "te quiero" y no asumiría, tontamente, que ya lo sabes.
Siempre hay un mañana y la vida nos da otra oportunidad para hacer las cosas bien, pero por si me equivoco y hoy es todo lo que nos queda, me gustaría decirte cuanto te quiero, que nunca te olvidaré"

GABRIEL GARCÍA MÁRQUEZ
Gabito para los amigos

EL polimático dijo...

QUÉ TAL AMIGO? TU BLOG TIENE MUCHA SUSTANCIA . AQUÍ VA EL MÍO , CREO QUE TE GUSTARÁ. UN SALUDO

http://elpolimatico.blogspot.com/